Oir en Vivo
Businessman arrested for corruption. Man in a suit with handcuffs on his hands.

Source: Dmytro Skrypnykov / Getty

Un juez emitió la condena en contra de Andrew Wilhoite por la muerte de Elizabeth “Nikki” Wilhoite, por el delito de homicidio voluntario. En un principio había sido acusado de asesinato, pero los miembros del jurado lucharon por llegar a una decisión unánime y finalmente acordaron que Wilhoite actuó bajo “una presión repentina”

Si bien la sentencia de 30 años es la máxima por homicidio voluntario según la ley, una condena por asesinato habría significado una sentencia más severa.

Wilhoite mató a su esposa en marzo de 2022, aproximadamente una semana después de que ella solicitara el divorcio. El acusado le dijo a la policía que su esposa se había emborrachado, lo que provocó una pelea entre ellos.

Nikki se enteró de que su marido tenía una aventura, lo que provocó la discusión. Wilhoite dijo que su esposa comenzó a golpearlo y él la arrojó por la puerta principal de su casa. Luego afirmó que ella lo atacó, y eso provocó que él la golpeara en la cara con una pesada maceta de cemento.

Una autopsia encontró que Nikki murió por un traumatismo contundente en la cabeza. La víctima tenía 41 años en el momento de su muerte y recientemente había terminado los tratamientos de quimioterapia contra un cáncer.