Oir en Vivo
CLOSE

Después del tiroteo, el hombre armado fue abordado por el padre de la niña y le disparó durante una pelea, según un informe policial. Fue llevado a un hospital.

 

Una niña latina de Chicago de 8 años que se encontraba jugando con un scooter recibió un disparo fatal en la cabeza por parte de un hombre que estaba molesto por el ruido, de acuerdo con las versiones de testigos que presenciaron el hecho.

El ataque ocurrió la noche del 5 de agosto en el vecindario Portage Park, cuando la joven identificada como Sarabi Medina fue baleada presuntamente por un hombre que se había quejado por el ruido que había en la calle.

La pequeña se encontraba con su padre, que le acababa de comprar un helado.

La Policía de Chicago dijo al diario USA Today que un hombre que vive en un edificio de apartamentos cerca de donde ocurrió el tiroteo se acercó a un grupo de personas que se encontraban en la calle, sacó una pistola y le disparó a la niña en la cabeza.

El hombre fue confrontado por uno de los adultos que se encontraban en el lugar, desatando un forcejeo por el arma, que se disparó hiriendo al sospechoso en la cara.

La niña fue llevada en estado crítico a un hospital, donde fue declarada muerta poco tiempo después, dijo la Policía.

El sospechoso también fue llevado al hospital y está siendo vigilado por agentes.

Vecinos dijeron a la televisora ABC7 que la pequeña, a la que conocían como “Bibi”, entraría a cursar cuarto grado de primaria y que esperaba con ansias el inicio de clases.

La madre de la pequeña murió en 2018, informó la televisora.

“Antes de que le disparara, había dicho algo acerca de que los niños eran demasiado ruidosos”, dijo una vecina, Megan Kelley, al Chicago Sun-Times.

Se colocaron animales de peluche y girasoles en la base de un árbol cerca de la escena del tiroteo.

“Con gran tristeza, estamos devastados por la pérdida de otra vida joven”, dijo el distrito escolar de Chicago en un comunicado.

“Simplemente no tenía sentido. Nada de eso tenía sentido. Todos en la comunidad simplemente le dirían que son solo niños que se divierten jugando. Solo déjalos”, añadió Kelley.

Hace un mes, la policía informó que un niño de 9 años que asistía a la fiesta de cumpleaños de su abuela en un suburbio de Chicago murió tras recibir un disparo de un vehículo en movimiento.

El menor, identificado como Ulysses Campos, había estado jugando con un grupo de niños en un callejón el sábado por la noche cuando se dispararon de cuatro a seis tiros desde un vehículo en movimiento. Así lo indicó el director de policía de Franklin Park, Michael Witz, en un comunicado el domingo por la noche.

El niño recibió un disparo en el pecho y murió después de ser llevado a un hospital, de acuerdo con la policía.

Nadie más fue alcanzado por los disparos en el tiroteo de las 10:15 pm, que ocurrió en un vecindario de Franklin Park, aproximadamente a una milla fuera de los límites de la ciudad occidental de Chicago.

La policía dijo que una persona de interés por el tiroteo fue detenida. Además, los oficiales encontraron un automóvil sospechoso que pudo estar involucrado en el tiroteo en el cercano municipio de Leyden.

Con información de EFE

Rash of Violence Plagues Holiday Weekend

Source: Scott Olson / Getty